LA VIDA ES ESTO

LAURA FERRERO

PISCINAS VACÍAS

ALFAGUARA

193 PAG.

A Laura Ferrero, desde hace poquitos meses ya un poco menos desconocida en el mundillo literario español, el sello Alfaguara le ha publicado este delicioso libro de relatos. Digo “le ha publicado” porque la autora decidió autopublicárselo hace unos años y las ventas de su libro digital fueron lo suficientemente buenas como para que Random House se fijara en ella. Y todos los amantes de la buena literatura se lo estamos agradeciendo desde entonces.

Por primera vez en muchos años, quizás desde los años de universidad, me he encontrado a mi mismo subrayando docenas de frases de este libro, para revisarlas siempre que me sea posible con rapidez y presteza. Frases bellas, sencillas, que no simples, espartanas casi, con una carga de profundidad que llena el alma y la hace temblar. Me he emocionado con la melancolía que baña el libro, con sus personajes profundamente humanos y contemporáneos, con sus vivencias, sus miedos, sus desamores. He llorado, también desde hace muchos años. Me he reconocido en casi todos los personajes de este libro.

El desamor y la soledad son los temas principales de casi todos los relatos. Relatos que no tienen una trama en el sentido estricto, son más bien fragmentos de vida, instantes vitales de hombres y mujeres que han dejado escapar trenes, que se encuentran perdidos y se reconocen frágiles ante las pérdidas literales y figuradas de sus seres amados o de los que hubieran podido amar y no se atrevieron a hacerlo por miedo. Historias llenas de paradójica vitalidad, porque son las historias de seres heridos, y que por serlo se reconocen como profundamente vivos. Historias tristes, inacabadas, como lo es la vida en muchos momentos.

Dice Laura Ferrero en una entrevista que en esta sociedad que vivimos si uno se encuentra mal, no se le permite manifestarlo. Te miran mal, si lloras en público, si manifiestas tu malestar con el mundo. Nos han vendido la idea de que el mundo es maravilloso, nos han inmunizado artificialmente contra el dolor. Yo siempre digo que somos un mundo que no está capacitado para enfrentarse al lado oscuro de la vida, y cuando esta oscuridad llega, es mucho más dolorosa porque no sabemos afrontarla. Así son los personajes de este libro: saben que en la vida “todo pesa y amarra”, que “acertar en la vida” no siempre es fácil, que buscamos en “personas que, a menudo, (son) las equivocadas”, que “buscamos lo que no podemos tener”, y que entendemos las cosas cuando ya es demasiado tarde. Y así podría estar citando frases y más frases de este maravilloso libro durante páginas y páginas.

Evidentemente, como en  todos los libros de relatos, no todos tienen la misma intensidad ni la misma riqueza de contenidos. Pero los relatos menos conseguidos son los menos. A lado de alguno excesivamente tópico, como “La Siberia del amor”, están las “Piscinas vacías” que dan título al libro, o el “Polen” que un anciano solitario recuerda de una tarde que pasó con su nieta, o la “Sofía” del relato homónimo, que tiene uno de los mejores inicios que recuerdo: “Quiero contrate una historia de amor, la tuya. Aunque sabrás, supongo, que no todas las historias de amor acaban bien”. Y así con muchos de los relatos.

Sorprende tanta profundidad en una autora tan joven. 32 años, si no recuerdo mal, y empezó a escribirlos cuando acababa de pasar la veintena. Muchas vivencias acumuladas, mucha sensibilidad, mucha capacidad de observación para alguien tan joven. Mucha sabiduría, en definitiva. Y una capacidad prodigiosa para imaginar metáforas que cortan el alma, que son agudas como el mundo.

Una autora a seguir, desde ya. Lean este libro, les dejará un regusto agridulce en el alma, como lo hacen todos los buenos libros. Y si visitan su blog se seguirán maravillando de la sensibilidad deliciosa de esta jovencita barcelonesa, a la que deseo mucha suerte en este camino de exploración literaria del alma humana. Que pueda seguir regalándonos su prosa durante muchos, muchos años.

Aquesta entrada s'ha publicat dins de Llegit, Realisme i etiquetada amb . Afegiu a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.